Entradas recientes

September 1, 2020

September 1, 2020

Please reload

Archivo
Please reload

Comunicación Asertiva (parte 1)

October 26, 2016

 

“A MI HÁBLAME EN CASTELLANO PORQUE EN HISTÉRICO NO TE ENTIENDO”
COMUNICACIÓN ASERTIVA
 

 

La asertividad…está diseñada para defenderse inteligentemente.  Cuando la ponemos al servicios de fines nobles, la asertividad no solo se convierte en un instrumento de salvaguardia personal, sino nos dignifica.
-Walter Riso

 

La asertividad se define como: "la habilidad de expresar nuestros deseos de una manera amable, franca, abierta, directa y adecuada, logrando decir lo que queremos sin atentar contra los demás. Negociando con ellos su cumplimiento". Esta en el tercer vértice de un triángulo en el que los otros dos son la pasividad y la agresividad.  Si nos situamos en el vértice de la pasividad evitaremos decir o pedir lo que queremos o nos gusta, en la agresividad lo haremos de forma tan violenta que nos descalificamos a nosotros mismos.
 

 

 
Emplear la asertividad es saber pedir, saber negarse, negociar y ser flexible para poder conseguir lo que se quiere, respetando los derechos del otro y expresando nuestros sentimientos de forma clara. La asertividad consiste también en hacer y recibir cumplidos, y en hacer y aceptar quejas.
 
¿Que se requiere para ser asertivo?
En primer lugar es necesario saber con claridad que sentimos, pensamos y deseamos o necesitamos. Esto quizá suene tonto: ¿Cómo es posible que uno no sepa lo que siente y necesita? Tal vez parezca una obviedad, pero ocurre. A veces estamos tan pendientes de los sentimientos, deseos y necesidades de otros que olvidamos los nuestros. Es fundamental percibir lo que nos pasa, para después poder comunicarlo. Es importante permitirnos sentir, identificar qué es lo que nos sucede aunque parezca tonto o ridículo. A veces no nos damos cuenta de lo que nos pasa, porque no nos damos permiso de aceptarlo. Somos personas con emociones deseos y necesidades y que están ahí por algo, y lo sano es permitirnos sentirlo, aceptarlo.
 
1. Ser asertivo es esforzarse por hablar en primera persona, asumiendo la plena responsabilidad de lo que digo.
 
Si digo “eres un impuntual” es juzgar un comportamiento pero si digo “me gustaría que llegaras a tiempo” hay diferencias en la primera expresión, hablo del otro, le digo que está mal. En la segunda, no hablo del otro, sino de mí, de mi sentimiento, deseo o necesidad, de lo que me gustaría.

 

 

 
2. Esta última comunicación es respetuosa, expresa lo que pasa en mí y me hace responsable de lo que digo.
Cuando desaprobamos a la otra persona, la forzamos a defenderse, en lugar de facilitarle que nos escuche y que considere lo que le indicamos.
 
Por ejemplo:
Ser asertivo es decir: “necesito que me digas a qué hora vas a llegar”, en lugar del reproche “siempre tengo que estar esperando hasta que se te dé la gana” o “siempre llegas tarde”.
Ser asertivo es decir “me enoja mucho que no te esfuerces más por….”
En lugar de “eres un flojo”
Ser asertivo es decir “me gustaría que te cambiaras esa ropa para ir a la reunión “en lugar de decir ¿Vas a ir en esas fachas?
 
Una forma fácil de aprender a efectuar este cambio es acostumbrarnos a empezar las frases con “yo”, por ejemplo “Yo quiero….” “Yo deseo…” “Yo creo…” “Yo considero que…” “Yo no….  “Yo me siento bien cuando tu …”.“

 

 

 
3. Describir los hechos concretos. Se trata de poner una base firme a la negociación, en la que no pueda haber discusión. Cuando describimos hechos que han ocurrido, el otro no puede negarlos y así podemos partir de ellos para discutir y hacer los planteamientos precisos. En este punto es donde más tenemos que evitar hacer los juicios de intenciones. No se trata de decir “eres un vago” sino decir, “vengo observando que te levantas desde hace ya varias semanas a las doce del día”. Diremos me has dicho 10 veces “no sirves para nada” en lugar de “¿quieres que me sienta mal”? (juicio de intenciones).
 
4. Manifestar nuestros sentimientos y pensamientos. Es decir comunicar de forma contundente y clara como nos hace sentir aquello que ha ocurrido y que juicio moral o de pensamiento nos despierta. Es el momento de decir “estoy hasta las narices de esta situación y no la soporto más”, o “me he sentido humillado y denigrado”. Hay que recordar que no se trata de que el otro lo encuentre justificado o no. Le puede parecer desproporcionado, o injusto, o no, pero es lo que nosotros sentimos y tenemos derecho a hacerlo así, no aceptaremos ninguna descalificación, defenderemos nuestro derecho a sentirnos tal y como le decimos. Le estamos informando, no le pedimos que nos entienda o nos comprenda, por eso no puede descalificarnos ni aceptaremos críticas a nuestros sentimientos.
 
5. Pedir de forma concreta y operativa lo que queremos que haga. No se trata de hablar de forma general o genérica, “quiero que seas más educado”, “quiero que me respetes” “quiero que no seas vago”; sino que hay que ser concreto y operativo: “quiero que quites los pies de mi mesa”, “quiero que cuando hablo me mires a los ojos y contestes a lo que te pregunto”, “quiero que estudies tres horas diarias”. Son conductas concretas que el otro puede entender y hacer.
 
6. Especificar las consecuencias. Es decir, aquello que va a ocurrir cuando haga lo que se le ha pedido. Se le podría plantear también las consecuencias que tendrá para él no hacerlo, pero es preferible especificar lo que va a obtener de forma positiva. Hay consecuencias que simplemente suceden por causa de una acción se llaman consecuencias naturales. Si no comes a la hora indicada, después vas a tener hambre. Si no te tapas con un paraguas cuando llueve te vas a mojar. Hay consecuencias naturales que son peligrosas como si cruzas la calle y pasa un automóvil te va a atropellar.
 
También hay consecuencias lógicas si no llegas a la hora convenida es posible que la persona ya no este y si te interesa tienes que hacer una nueva cita.
De otra manera si planteamos un castigo, estos a veces son mucho menos  efectivos.

 

 

 
En el siguiente artículo revisaremos como nos podemos dar cuenta cuando nuestro comportamiento esta siendo asertivo, sabrás qué debes evitar durante tu comunicación asertiva y te compartiré algunos ejercicios que puedes hacer en casa.
 
Hasta la próxima! 

 

  

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon

Tipos de viaje interior

Psicodinámicas

Psicodinámicas

Terapia individual

Terapia individual

Cursos y talleres

Cursos y talleres

Psirculando

Psirculando

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now