Entradas recientes

September 1, 2020

September 1, 2020

Please reload

Archivo
Please reload

Comunicación Asertiva (parte 3)

November 25, 2016

 

 

 TÚ ERES IMPORTANTE Y YO TAMBIÉN
(Tercera Parte)

Muchos de nosotros no podemos satisfacer nuestras necesidades, porque decimos "sí", cuando deberíamos decir "no".
 - William Glasser

 

El mundo de la comunicación asertiva es amplio, es por ello que este es el artículo 3. Aquí te dejo los enlaces para que conozcas la información previa.


Para la primera parte da click aquí:

Comunicación Asertiva (Parte 1)

Comunicación Asertiva (Parte 2)
 

 

 
Hay muchos beneficios cuando aplicamos la asertividad como un estilo de comunicación, pues existirá una mejor interacción con los otros, las relaciones interpersonales fluyen con facilidad, y uno termina sintiéndose más cómodo y satisfecho.
 
FORMAS DE EXPRESIÓN DE ASERTIVIDAD
 
Asertividad Positiva: Consiste en expresarle algo positivo a otra persona, practícalo con tus hijos!, por ejemplo, "me gusta como lo has hecho", "te considero muy valioso para mí" o "te agradezco que te hayas acordado de mí".
 
Respuesta asertiva espontánea: La das cuando te ves "pisado" por otros, cuando te interrumpen, te descalifican o te desvalorizan. Por ejemplo, "déjame que acabe y después hablas tú", "no necesito que me digas lo que he de hacer", "no me gusta que me critiques". Estas respuestas son dadas con voz firme y clara, pero no agresiva.
 
Respuesta asertiva escalonada: Cuando la persona no se da por aludida, a pesar de nuestros mensajes asertivos, se hace necesario aumentar escalonadamente, con paciencia y firmeza, nuestra respuesta inicial.
 
Respuesta asertiva frente a la agresividad o la sumisión: Se trata de hacerle ver al otro las consecuencias que tienen en ti su comportamiento y sugerirle otro más adecuado. Por ejemplo, cuando tu hijo se muestra agresivo al tratar de imponer su punto de vista le puedes expresar: "Veo que estás enfadado y no me escuchas, ¿por qué no te detienes un momento y escuchas lo que te quiero decir?”. Otro ejemplo, en este caso con un niño o adulto de naturaleza inhibida: "Como no te expresas, me confundes un poco, ¿no podrías comentarme tu punto de vista?".
 
• Respuesta asertiva empática
: Se trata de ponerse en el lugar del otro para darle a entender que comprendemos su punto de vista y desde ahí hacerle comprender el nuestro. Por ejemplo: "Comprendo que tienes mucha tarea, pero necesito que cumplas tu compromiso conmigo".
 
Esta última resulta una de las más eficaces estrategias para conseguir resolver los conflictos en las relaciones.
 
 
COMUNICÁNDONOS ASERTIVAMENTE
Paso a paso

  1. Identificar el comportamiento que no nos gusta.

  2. Comunicar lo que ese comportamiento nos hace sentir.

  3. Mostrar nuestra preferencia por otro tipo de comportamiento

  4. Reforzarle a la persona, si cambia y hace lo que le pedimos, lo positivo y benéfico del cambio. Por ejemplo: "Cuando tú me gritas me haces sentir mal; por ello te ruego moderes tu tono de voz y yo haré más caso a lo que me digas."

 

 
ESTRATEGIAS ASERTIVAS PARA AFRONTAR LAS DISCUSIONES 
 
1. Técnica del disco rayado:

Se trata de repetir el mismo argumento una y otra vez, de forma paciente y tranquila. Repetir el propio punto de vista, sin entrar en las provocaciones que pueda hacer tu hijo. Por ejemplo: - “Te entiendo, pero yo no lo hago...” - “Te entiendo, pero yo no lo hago…”
 
2. Banco de niebla:
Se le da la razón a la otra persona, pero evitando entrar en mayores discusiones. Se le transmite, en un tono de voz calmado y convincente, que lleva parte de razón en lo que dice. Mostrarnos de acuerdo en lo posible. Dar la razón al otro en lo que pueda haber de cierto en sus críticas, sin entrar en discusiones. Por ejemplo: - “Sí, es posible que tengas razón”… - “Pues sí, casi siempre…” - “Veo que estás muy molesto conmigo”. Una vez rebajada la tensión, podremos exponer en forma empática y sin agresión nuestro punto de vista.
 
3. Aplazamiento asertivo:
Se pospone la discusión para otro momento donde se controle más la situación. Se trata de aplazar la respuesta que vayamos a dar al otro hasta que nos sintamos más tranquilos y capaces de responder correctamente. Por ejemplo: - “Mira, éste es un tema problemático entre nosotros, si te parece lo tratamos con más calma y profundidad en otro momento”.
 
4. Relativizar la importancia de lo que se discute:
Se trata de hacer ver que a veces es más importante no entrar en discusión y comprender que ésta no lleva a ningún lado. Por ejemplo, interrumpir una discusión con algún comentario del tipo: "Quizás esta discusión no tiene tanta importancia como le estamos dando".
 
5. Técnica de ignorar:
No se le sigue la discusión al otro, pero a través del lenguaje verbal y no verbal se le trasmite que no es una desconsideración el ignorar el tema de discusión. “Considero que discutir por este tema no es necesario, así que es mejor cambiar de tema, no te parece?”
 
6. Técnica de diferenciar un comportamiento de un modo de ser:
Se le hace ver al otro que aunque incluso uno pueda haber cometido un error, eso no implica que es una mala persona. Por ejemplo, "Aunque hoy haya llegado tarde, eso no quiere decir que sea impuntual".
 
7. Técnica de la pregunta asertiva:
Se parte de la idea que la crítica del otro es bien intencionada (aunque no lo sea). Se le hace una pregunta para que nos clarifique lo que hemos hecho mal y cómo podemos hacerlo bien. Consiste en solicitar al otro más información acerca de sus argumentos, para así tener claro a qué se refiere y en qué quiere que cambiemos. Por ejemplo: - “Exactamente ¿qué es lo que te molesta de mi forma de actuar? ¿Qué tiene de malo?” - “¿Cómo quieres que cambie para que esto no vuelva a ocurrir?".
 
8. La asertividad negativa:
Se utiliza a la hora de afrontar una crítica cuando somos conscientes de que la persona que nos critica tiene razón. Consiste en expresar nuestro acuerdo con la crítica recibida haciendo ver la propia voluntad de corregir y demostrando así que no hay que darle a nuestra acción más importancia de la debida. Pero en lugar de decir “lo siento” o “perdona”, puedes utilizar frases del tipo: -“No debería haber dicho eso”, -“Tienes toda la razón”. -“Tienes razón, me olvido de muchas cosas”. Con ello reducimos la agresividad de nuestros críticos y fortalecemos nuestra autoestima, aceptando nuestras cualidades negativas o defectos.
 
9. Enfado que desarma:
Cuando nuestro interlocutor está fuera de sí, le expresamos, con un tono de voz amable y comprensivo, que en ese momento no lo atenderemos. Por ejemplo: - “Me parece que estás muy enfadado, por lo que creo que será mejor hablar de eso en otro momento, cuando estemos tranquilos, ve a tu cuarto a tranquilizarte”.
 
10. Acuerdo asertivo:

Reconocemos el error, pero dejamos claro de que una cosa es el error cometido y otra el hecho de ser buena o mala persona. Por ejemplo: - “Tienes razón, pero sabes que normalmente no lo hago”.
 
“La forma en la que las personas se comunican, 
determinará cómo se relacionarán con los demás y con el mundo que los rodea”.

 
 
Un tema persistente a trabajar en mis sesiones de coaching con familias de adolescentes y niños así como de ejecutivos, es el cómo eficientar la comunicación para poder expresarse funcionalmente y llegar a acuerdos en donde logren llegar a los resultados deseados.  Crear el clima adecuado que facilite esta comunicación basándose en los “ingredientes” claves para la asertividad: respeto, comprensión, empatía y escucha profunda; sin duda garantizará relaciones armoniosas y exitosas.

 

 

  

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon

Tipos de viaje interior

Psicodinámicas

Psicodinámicas

Terapia individual

Terapia individual

Cursos y talleres

Cursos y talleres

Psirculando

Psirculando

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now