Entradas recientes

September 1, 2020

September 1, 2020

Please reload

Archivo
Please reload

Comprender y acompañar el berrinche

Comprender y acompañar el berrinche 

 


¿Que sucede cuando un niño o una niña se desarregula en estilo berrinche?
Pues los adultos nos sentimos amenazados; nos despierta recuerdos conscientes e inconscientes de nuestro propio dolor infantil, nos da miedo, nos enoja, nos incomoda, nos hace dudar de nuestra crianza, nos preocupa ella sociedad; en fin, despierta en el adulto emociones muy desagradables, sin embargo; para El Niño o La Niña es algo no solo normal sino necesario para su desarrollo.

Es difícil aceptar que para nuestros pequeños está siendo muy difícil una situación, ya que desde pequeños los vemos tan ingeniosos, inteligentes, entendiendo mucho; pero no podemos olvidar que tienen un cerebro inmaduro que no les permite controlar sus impulsos, es decir, su cuerpo manda, además; están conociendo las emociones, desde las felices como las desrregulantes; imagina que eres nuevo en un lugar y de pronto sientes por dentro calor, dolor, desesperación ¿no te darían ganas de tirarte al piso a patalear? Seguro la respuesta es si; a todo esto agreguémosle que este mundo es muy frustrante para la niñez; es un mundo adulto donde sigues ritmos y reglas que si bien son para formarte, son en su mayoría impuestos.

Ahora que podemos entender esto, vayamos a cómo acompañar; primero es el adulto el que debe acompañar desde la calma, es decir, es la mente empática del adulto la que camina de la mano del corazón acelerado del Niño o niña en cuestión, después, es importante respetar el tiempo, hablar poco, tocar lo necesario o lo que El Niño o niña pida; a continuación, sirve dar alternativas, golpear algo no humano o gritar, por último, siempre validar la emoción, es decir, “veo que te enoja que no compremos el cepillo de dientes, es molesto no conseguir lo que deseamos”

Todo lo anterior no significa hacer lo que el o la pequeña desea, solo significa que le acompañaremos, que podemos ser empaticas a su dolor, enojo, tristeza o frustración.

Cuando acompañamos respetuosamente los berrinches el mensaje que damos es claro: “yo pongo límites, yo te digo hasta donde pero también te entiendo, te amo y te respeto, aquí estoy para ti, en todas tus versiones”

Todo esto ayudará a nuestro hijo o hija a que integre su emoción, a que aprenda a reaccionar, a confiar en los adultos, a que sea un adulto, adolescente y Niño emocionalmente mucho más sano.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon

Tipos de viaje interior

Psicodinámicas

Psicodinámicas

Terapia individual

Terapia individual

Cursos y talleres

Cursos y talleres

Psirculando

Psirculando

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now